Urbanizaciones de la avenida Samborondón le ponen más atención al tema de la seguridad

En Villa Nueva se colocarán barreras de seguridad para controlar el ingreso.

En Villa Nueva se colocarán barreras de seguridad para controlar el ingreso.

Pese a la guardianía y la tecnología con la que cuentan las urbanizaciones de la avenida Samborondón, no están exentas de los robos a domicilios, por eso dentro de los proyectos anuales le ponen más atención al tema de la seguridad.

En lo que va del año ya se han registrado nueve robos. Los últimos fueron en La Brisa de Ciudad Celeste y en Plaza Real.

Cecilia Hidalgo, administradora de Parque Magno, comentó el lunes 28 de enero que desde hace unos 20 días comenzó a trabajar en un plan para mejorar el control del acceso al área de residentes, con un sistema que registrará la hora de entrada de este y de cada familiar que conste en el registro.

Cuando el carro ingrese se enviará inmediatamente una notificación por correo electrónico. En la base de datos que están elaborando para el proyecto constará información del carro del residente y de sus parientes que también tienen adhesivos de seguridad para ingresar. “La seguridad es importante para prevenir robos”, aseguró Hidalgo. En Parque Magno viven 132 familias.

También se tomarán medidas para reforzar el control en el ingreso, en la urbanización Villa Nueva (kilómetro 1), con barreras que se instalarán en la garita, aseguró la administradora Marina Zambrano.

“Hemos escuchado de robos en urbanizaciones, hay que estar atentos”, afirmó. En Villa Nueva se está haciendo un mantenimiento preventivo del cerco eléctrico, y para este año también tienen planificado incrementar las cámaras de seguridad.

Ángel Carchi, administrador de Rinconada del Lago (km 2,5), calificó la inseguridad en las urbanizaciones como terrible y difícil de controlar. Ahí el mes pasado colocaron cámaras de seguridad con monitoreo de una empresa de vigilancia. Dijo que este año se va a instruir más en protección a los propietarios.

“Ya la seguridad nuestra no abastece porque la delincuencia está cada vez más organizada, en el día a día planificando robos. Nos esforzamos en tener seguridades, pero ninguna seguridad es segura”, afirmó Carchi.

Agregó que teme que la inseguridad haya aumentado tras la implementación del nuevo puente que conecta con Sauces, en el norte de Guayaquil.

El administrador recomendó a los residentes tener más precaución. “Las personas son muy confiadas, hace unos diez años estábamos tranquilos, ahora por la parte frontal, por el río, por todos lados se meten”, indicó.

Camilo Soriano, de la etapa La Ría de Ciudad Celeste, dijo que ellos están trabajando en la seguridad desde hace tiempo, que desde este año van a poner más cámaras y más sistemas de control. “La seguridad es importante porque esa es una de las razones por las cuales nos cambiamos a vivir en una urbanización cerrada”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *