Un japonés inventa un empaque comestible para salvar a los ciervos sagrados de Nara, luego que varios ejemplares murieran por comer bolsas de plástico

La ciudad de Nara, que es uno de los destinos turísticos de Japón, alberga alrededor de 1.000 ciervos considerados sagrados y oficialmente designados como ‘tesoro natural nacional’. El año pasado se reveló que 9 ejemplares fueron encontrados muertos, con bolsas de plástico en el estómago.

Hidetoshi Matsukawa, un empresario local entrevistado este miércoles por la CNN, dijo que al conocer la historia, se le ocurrió una idea. Se asoció con un fabricante de papel local y una empresa de diseño para trabajar en el proyecto ‘Shikagami’, un papel hecho de salvado de arroz y cartones de leche. Matsukawa está seguro de que el material no es dañino para los animales, a pesar de que todavía no hay datos que lo avalen.

Las bolsas fueron lanzadas al mercado, mientras que el sueño de Matsukawa es que las de plástico sean reemplazadas en toda la ciudad, para evitar que más ciervos mueran por comerlas.

De momento, las tiendas y el templo Todaiji, la principal atracción turística de Nara, compraron entre 4.000 y 5.000 bolsas, a 95 centavos de dólar la unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *