Tres hileras de autos permanecían en plena intersección de las calles Pío Jaramillo y Domingo Comín

Autos sin placas bloquearon vías y causaron caos

Tres hileras formaron los conductores de taxis informales en la intersección de la av. Domingo Comín y la Pío Jaramillo. Ello caotizó el tráfico

Tres hileras de autos tipo sedán, sin sus placas o en algunos casos cubiertas con papel, permanecían en plena intersección de las calles Pío Jaramillo y Domingo Comín, en el redondel de la Pradera 2, en el sur. En su exterior, taxistas informales mostraban carteles pidiendo espacio de trabajo.

Este fue uno de los puntos del sur de Guayaquil donde por más de tres horas la vía se mantuvo parcialmente bloqueada por un grupo de taxistas informales que pedía seguir brindando servicio de taxirruta entre el Guasmo sur y centro.

Esta medida –que incluso en primera instancia tuvo quema de llantas– mantuvo agitado el tráfico desde antes de las 07:00 hasta pasadas las 10:00 de ayer. Pese a la presencia de agentes de la ATM y miembros de la Policía, los manifestantes siguieron por más de tres horas. Igual sucedió en la 25 de Julio y Esclusas, también en el sur. Esto hizo que se caotizara el tránsito. En la vía Perimetral, la columna de autos y camiones se extendió por kilómetros hacia el norte.

José Calderón, conductor, demoró más de una hora en dirigirse del mercado de la Caraguay a la Pradera 2, mientras que ante la desesperación, el taxista Eduardo Fernández invadió el carril de la Metrovía para ir del centro a la Floresta.

El reclamo del grupo de taxistas informales se dio un día después de que taxis formales ocuparan los espacios que cotidianamente estos usaban en los alrededores del parque Centenario, indicaron varios choferes que protestaron.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) anunció esta semana mayor control a los informales e implementó el Plan Taxi Seguro, que prevé ofrecer servicio legal con 11.000 unidades legalizadas en la ciudad. Estas a futuro tendrán 40 paradas específicas en la urbe.

“Primero reclamamos el derecho al trabajo, que nos legalicen o tener una plaza para poder trabajar, es una ruta que hemos hecho más de diez años, queremos que nos escuchen las autoridades”, dijo Christian Martillo, uno de los choferes protestantes y que sirve del Guasmo hacia el centro.

En tanto, Luis Intriago señaló que ya no podían ocupar espacios que antes usaban en el centro, citó.

Ante el pedido de Tanya Varela, comandante de Policía de la Zona 8, autoridades de la ATM se reunieron con un grupo de choferes, según Andrés Roche, gerente de la entidad, quien citó que sancionarán a los que bloquearon las vías.

Agregó que la ATM hará cumplir la ley en cuanto a que prohíbe que carros particulares funcionen como taxis. En caso de requerir cambios, expresó, eso deberá ser analizado en la Asamblea Nacional.

La ley dice

Art. 346:  Paralización de servicio público.- La persona que paralice la normal prestación de un servicio público o se resista violentamente al restablecimiento del mismo; será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años, según el Código Orgánico Penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *