Sudáfrica registra un aumento de casi un 60 % en las muertes naturales en medio de la crisis del covid-19

El Consejo Sudafricano de Investigación Médica (SAMRC, por sus siglas en inglés) ha registrado en dicha nación un aumento de casi un 60 % en las muertes naturales durante la segunda semana de julio, según lo informó a través de un comunicado compartido este miércoles en su página web.

«En las últimas semanas los números han reflejado un aumento incesante», reza el mensaje, que indica que solamente en la segunda semana de este mes «ha habido un 59 % más de muertes por causas naturales de lo que se hubiera esperado según las cifras históricas».

El SAMRC, organismo financiado por el Gobierno de Sudáfrica, ha contabilizado unas 17.000 muertes de más en el país africano entre la primera semana de mayo y mediados de julio, si bien señalan que el dato incluye las causadas directamente por el covid-19 o aquellas derivadas de afecciones que podrían haber sido diagnosticadas y tratadas si no fuera por la actual pandemia.

¿Qué ha ocurrido?

El comunicado también destaca la rápida disminución de fallecimientos no naturales durante el período de cuarentena, en la que se impusieron estrictas restricciones sobre el consumo de alcohol. Esta situación se tradujo en cinco veces menos muertes por causas no naturales —por ejemplo accidentes de tráfico o asesinatos— de lo habitual.

Esto podría significar que la cifra de muertes vinculada con la nueva enfermedad podría ser mucho mayor de lo que indican los datos oficiales. Hasta la fecha, el coronavirus ha dejado 6.093 muertes y más de 400.000 infectados en Sudáfrica, que es el país más azotado del continente y el quinto con más casos detectados en todo el mundo. Casi 230.000 personas se han recuperado desde el inicio del brote.

La respuesta inicial de Sudáfrica fue ampliamente elogiada. En marzo, cuando solo había 400 contagios registrados, el presidente Cyril Ramaphosa implementó una severa cuarentena general. Pero debido a la difícil situación económica del país, el Gobierno levantó las restricciones antes de que el brote estuviera completamente bajo control, por lo que las tasas de infección se han disparado desde entonces.

«Aceleración continua»

De hecho, el mandatario sudafricano dijo este mes que los expertos han pronosticado hasta 50.000 decesos a causa del covid-19 en su país. Por ello, ha instado a la población a utilizar mascarilla, mantener la distancia social y lavarse las manos. No obstante, se ha informado sobre la escasez de personal y equipo médico en algunas partes de la nación.

Este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre el avance de la actual pandemia en África debido a la «aceleración continua de la transmisión en varios países». El jefe de emergencias de la organización, Michael Ryan, aseguró que está «muy preocupado» por el aumento de casos en el continente, que ha registrado más de 15.000 muertes por el brote del nuevo coronavirus y casi 725.000 casos confirmados.

Aunque el continente sigue siendo el segundo menos afectado después de Oceanía, la situación podría cambiar próximamente si se considera el ritmo de las nuevas infecciones. «Necesitamos tomar muy, muy en serio lo que está sucediendo en África», agregó Ryan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *