Rusia desmiente noticias acerca de que Rusia apoya a Trump.

El portavoz de Vladimir Putin, Dimitri Peskov, ha asegurado que las declaraciones que sugieren que Rusia planea interferir en las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. «no tienen nada en común con la verdad».

El vocero señaló que la idea de que Moscú intentará ayudar al actual mandatario norteamericano para alcanzar la reelección es de «carácter paranoico» y tachó dichas afirmaciones de»falsas».

El secretario de prensa del Kremlin responde así a los informes aparecidos en distintos medios de comunicación que afirman que la Inteligencia de EE.UU. advirtió a los legisladores estadounidenses de que Rusia estaba sentando las bases para apoyar al líder del Partido Republicano en los comicios.

Peskov vaticinó que, «lamentablemente», este tipo de informes «aumentarán cada vez más a medida que se acerquen las elecciones», previstas para noviembre, donde Trump peleará por revalidar su mandato.

La noticia sobre la supuesta injerencia rusa surgió a partir de un artículo publicado en The New York Times que asegura que la semana pasada la oficial superior de seguridad electoral Shelby Pierson comunicó a un grupo de congresistas que Moscú estaba tomando medidas para intervenir en los comicios.

El diario afirma que dicha advertencia enfureció a Trump y reprendió al director nacional de Inteligencia, Joseph Maguire, por permitir que este tipo de sesión informativa se llevara a cabo. El mandatario criticó que dichas declaraciones podían ser usadas por los demócratas en su contra.

Un día antes de este episodio, que tuvo lugar el 13 de febrero, el presidente anunció que nombraría a Richard Grennell como nuevo director en funciones de la Inteligencia Nacional de EE.UU.

«¿Para qué intervenir en elecciones?»

En octubre pasado, Putin respondió a una pregunta del periodista de la cadena estadounidense NBC Keir Simmons sobre las preocupaciones de que Rusia pudiera intervenir en las elecciones presidenciales del país norteamericano en 2020. «Sí lo haremos. Se lo digo en secreto, para divertirles finalmente allí [en EE.UU.], pero no se lo cuente a nadie», bromeó el mandatario.

El presidente ruso hizo hincapié en que Rusia tiene suficiente con sus propios problemas internos y su Gobierno está centrado en ellos.

«Nos enfrentamos a tareas colosales en materia económica y en la política social. Hemos formulado en diversos sectores los llamados proyectos nacionales de desarrollo, en los que estamos invirtiendo recursos sin precedentes. ¿Para qué intervenir en las elecciones de otros países?», se preguntó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *