Reducen la nómina del municipio en USD 140.000

Empleados municipales reciben a los ciudadanos en sus despachos con normalidad. Por el momento el ahorro del gobierno local se enfoca en los altos cargos. Miguel Arévalo EL TIEMPO
Empleados municipales reciben a los ciudadanos en sus despachos con normalidad. Por el momento el ahorro del gobierno local se enfoca en los altos cargos.

La optimización que se dio en cargos directivos logró que el gobierno local reduzca su gasto corriente en el primer mes, la administración se enfoca ahora en reducir pagos en arriendos y vehículos contratados.

La nómina de la Municipalidad tras el primer mes de gestión pasó de 25 a 14 directores y de 40 a 29 coordinadores, lo que representó una reducción de 140.000 dólares en sueldos, un 10 por ciento con relación al mes anterior en el que se pagó por salarios algo más de 1’4000.000 dólares.

La reducción de personal afectó principalmente a mandos altos y medios. El único caso en litigio es el de una técnica de Planificación que pidió frenar su destitución en virtud de una condición médica.

En tanto, dos familiares del alcalde Pedro Palacios forman parte de la nómina. El director de Servicios Generales, Iván Egues Moreno, indicó que las dos personas son funcionarios de carrera “con experiencia probada”, y estaban enrolados antes de que la actual administración asuma el mando, uno de ellos pasó de ser Director de Desarrollo a Coordinador del Despacho de la Alcaldía, con un aumento de sueldo por un monto de 200 dólares.

Gastos
La austeridad implementada en la Municipalidad no solo se presenta en la nómina. Según Egues, los vehículos contratados pasaron de 80 a 25 y se analiza reducir este número a 10 unidades de transporte. De los 25 contratos de transporte actuales, 15 son nuevos, pero de acuerdo con el funcionario los cambios no responden a temas políticos sino a mejores prestaciones. “Son vehículos nuevos y su costo es más razonable”, aseguró.

Otro rubro en el que se planifica reducir gastos es  arriendos. Actualmente la Municipalidad gasta medio millón de dólares en alquileres para sus oficinas. “Estamos hablando con los dueños de casa para rescindir los contratos y reducir ese monto”, dijo el funcionario. En este año se espera pagar unos 200.000 dólares menos en dichos inmuebles.

El gasto en publicidad es nulo y en el último mes se han tomado medidas como suspender la compra de alimentos para las sesiones de Concejo y frenar el alquiler de espacios privados para eventos públicos, esto luego de pagar 1.345 en el alquiler de un club privado y gastar 290 dólares en té, café y azúcar para los ediles. “Son gastos pequeños pero innecesarios y no podemos utilizar así el dinero del pueblo”, señaló el funcionario.

El concejal Daniel García, quien integra la Comisión de Finanzas y Presupuesto del Concejo, informó que esta semana tendrán una primera reunión para definir el presupuesto 2019, documento en el que se debe reflejar, según el edil, el verdadero ahorro ofrecido por el gobierno local.

García señala que desde el Concejo se solicitará que el dinero que se ahorre se destine a obras en barrios marginales y parroquias rurales, que son, a su criterio, los “sectores que más necesitan de obras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *