Nuevo sistema de aguas lluvias deja atrás inundaciones

Los moradores de la ciudadela Kennedy, en el centro norte de Guayaquil, mostraron ayer beneplácito por la inauguración del nuevo sistema de aguas lluvias para la zona conocida como Kennedy Vieja.

Luz Veintimilla, de 80 años y con 45 residiendo en el sector, recordó las molestias por el agua lluvia empozada, pero se alegró de que ello haya quedado supuestamente atrás al concretarse el cambio de tuberías, entre otros trabajos. “Toca esperar el invierno”, dijo la mujer.

Su vecina Rosario Pin, con 18 años habitando en la Kennedy Vieja, complementó en son de broma: “Si no, demandamos”.

Otros residentes que se mostraron felices fueron los hermanos Édgar y Guillermo García y las hermanas Sara y Clara Maquilón, quien por sus años de residencia vieron crecer a sus hijos en la Kennedy Vieja.

Diez meses duraron los trabajos que implicaron la puesta de una tubería de 1.200 milímetros para la evacuación de aguas lluvias, diámetro que fue muy superior al ducto existente.

Ilfn Florsheim, gerenta de Comunicación de Interagua, señaló que en el curso de la obra detectaron fallas en acometidas de agua potable y de aguas domésticas, lo que fue corregido.

Dijo que el nuevo ducto de aguas lluvias atraviesa los predios de la U. de Guayaquil para descargar en el estero. Agregó que la inversión superó el millón y medio de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *