Negocios de la avenida José María Egas esperan flexibilidad con parqueos

Algunos tramos de la av. José María Egas tiene restricciones de parqueo. Según comerciantes esa medida les afecta.
Se cierra carril central de avenida del norte de Guayaquil

El paso raudo de autos que circulan por la avenida José María Egas provenientes del nuevo puente entre Samborondón y Guayaquil es continuo y se combina con varios transeúntes que cruzan a pie, un tanto apresurados, en Sauces 3, en el norte de Guayaquil.

Algunos conductores, en medio de una mañana calurosa de diciembre pasado, optaban por estacionarse a un costado de la acera para desayunar en uno de los varios locales instalados en la zona. El ambiente ha variado con el nuevo puente que llega a esa zona desde el km 3,5 de la avenida Samborondón, pues como obra complementaria la vía fue ampliada de tres a cinco carriles, por $7 millones.

“Ha sido bueno, hay más tránsito; antes era solitario, más tranquilo, han venido nuevos clientes de Samborondón”, cita Mario Reyes, administrador de Mi Cuchito Chonerito, uno de los locales de esa vía y otras aledañas de Sauces 4 que se han vuelto más comerciales.

Reyes, en su local, ha notado crecimiento de los clientes, por ejemplo antes vendían 70 platillos al día y ahora pueden vender hasta 100 unidades. Su local sumó dos colaboradores más al equipo de tres ayudantes.

Ese ambiente de mayor ajetreo y buenas expectativas de los vecinos de Sauces 3, sector donde inicia esta vía ampliada por el Municipio, difiere de los comentarios de vecinos que continúan por la vía que va entre las avenidas Antonio Parra a la Francisco de Orellana.

Los vecinos observan más comercio; hay cyber, tiendas, lavadoras de autos, papelerías, ferreterías, talleres de autos, entre otros. Sin embargo, algunos comercios apostados en las aceras del costado derecho se sienten inquietos ya que, aseguran, la prohibición de estacionar y detenerse en algunos tra mos les quita clientes.

A eso se suma que en la mayoría de tramos solo se permite parquear en el costado izquierdo lo que resulta insuficiente y peligroso, según vecinos y comerciantes como Isabel Tarira, María Caba, Rocío Salazar, Lola Zavala, Nelson Burgos y Arturo Solorzano.

«Esperamos mucho más ventas, deberían habilitar más zonas de parqueo muchos vienen de La Puntilla ahora que se abrió el puente. El comercio se mueve, pero por falta de parqueo se van ”, Helen Fabree, comerciante.

Aunque hay algunos letreros que dan cuenta del los límites de velocidad (entre 40 a 50 km/h). Caba, dueña de una tienda, dice que muchos exceden los límites y asegura que las ventas han bajado en un 80%.

“No hay comercio, pasan los autos como autopista, los guineos ya se pudren, antes iba cada día al mercado ahora cada cuatro”, dice la mujer al mostrar frutos que se van pudriendo en sus estantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *