Médicos de barrio visitan 67.000 casos en 97 cantones del país

A 67.000  pacientes  visitan ‘los médicos del barrio’

El equipo que lidera el médico Enrique Giraldo atendió el martes 28 a Rosita López en su vivienda de Julián Coronel y Ximena, en el centro de Guayaquil.

La brasileña Dilza Gómez acogió en su casa a la adulta mayor Rosita López, su vecina, quien presenta un cuadro de osteoporosis. A ella le suministra medicamentos, la alimenta y asea con la supervisión del médico familiar Enrique Giraldo, quien con su equipo la visita en su casa de Julián Coronel y Ximena, en el centro de Guayaquil.

“Que coma cinco veces al día”, recomienda Yomara Vera, técnica en Atención Primaria en Salud (APS), el martes 28.

Rosita es beneficiaria de la estrategia gubernamental Médico del Barrio, que mañana cumplirá un año de vigencia y que registra 67.000 casos en 97 cantones del país, según Itamar Rodríguez, viceministro de Atención Integral de Salud.

Él explica que aquella “estrategia de abordaje” busca minimizar la inequidad en el acceso a la salud. Sostiene que en un paciente de 35 años la cura de una gripe costaría $ 15, pero que si este tiene 80 y dificultades para ir a un centro médico, el tratamiento y hospitalización de una posible neumonía significaría unos $ 2.500 diarios.

Señala que brigadistas recorren el país detectando casos de pacientes vulnerables y que en este grupo constan las embarazadas, adultos mayores, niños en situación de desnutrición, personas con enfermedades catastróficas o con discapacidad.

Rodríguez menciona que el trabajo empezó en el área rural por cuanto la distancia respecto de los centros médicos influye en la situación de vulnerabilidad, y que entregan ayudas técnicas, como sillas de ruedas; en el caso de niños con desnutrición, dice, hay un médico encargado de la recuperación de la salud, que el Gobierno provee de suplementos nutricionales.

Los médicos del barrio atienden también a familiares. Así, el profesional que atiende a Rosita dice que tiene a cargo a 140 ciudadanos en Guayaquil.

En esta ciudad, los brigadistas trabajan en las parroquias Tenguel y Puná, además de recintos de esas jurisdicciones.

De la atención también participan otros ministerios, como el de Desarrollo Urbano y Vivienda, en cuanto a mejorar los accesos para personas con movilidad reducida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *