Las azuayas ocuparán menos cargos de elección popular durante el periodo 2019-2023

Las últimas elecciones seccionales evidenciaron una  baja participación de las mujeres, provocando que las elegidas sean menos que en los dos últimos comicios. Activistas y candidatas lo han calificado como un retroceso en la participación a causa de la violencia política y la estructura de las listas.

Las azuayas ocuparán menos cargos de elección popular durante el periodo 2019-2023, según los resultados obtenidos del Consejo Nacional Electoral.
Esta situación ha sido calificado para varias políticas y activistas como un retroceso en la garantía constitucional de paridad.

Las elecciones del domingo 24 de marzo han definido que el Azuay tenga un prefecto y 15 alcaldes. De forma similar, en el cantón Cuenca las 21 parroquias rurales estarán a cargo de hombres, a diferencia de las elecciones de 2014 cuando dos mujeres eran las presidentas de Chaucha y Octavio Cordero.

Para Juanita Bersosa, exconcejal de Cuenca periodo 2009-2014 y docente de la Universidad del Azuay, este panorama es desalentador. Lamentó que aunque esté estipulado la paridad en la Ley de Democracia no sea suficiente para garantizarla.


“La presencia de la mujer en la política provee de nuevos puntos de vistas para priorizar la inversión y la transversalización de enfoques”, enfatizó Bersosa.
La docente también comentó que la violencia política hacia las mujeres es una de las limitantes para  postular a un cargo público.

Marisol Peñaloza, una de las dos concejales electas para el nuevo concejo cantonal de Cuenca, declaró que durante sus recorridos en la campaña fue víctima de la violencia, que mencionó Bersosa: “Me decía que como soy mujer no puedo buscar una curul y que debía volver a mi casa a cuidar a mis hijos”.

Bersosa y Peñaloza creen que empoderar a las mujeres en liderazgo permitirá eliminar los estereotipos que marcan el ser mujer u hombre y que banalizan la posibilidad tener una mujer haciendo política.

Ellas creen que otra de las debilidades de la recién elección fue la forma como se elaboraron las lista de candidatos encabezadas por hombres.
Cecilia Méndez, viceprefecta electa, dijo que ocupar un cargo político no debería depender de ser hombre o mujer para que sean escuchados.

Para Isabel Cordero, subdirectora de la Fundación Sendas, la presencia de las mujeres no garantiza que se generen políticas en beneficio o a favor de los derechos de ellas. Una deuda pendiente del actual Concejo Cantonal es la aprobación de la erradicación y prevención de la violencia de género, que solo ha llegado al primer debate.

Comentó que aunque las mujeres son mayoría en  el padrón electoral todavía existe una brecha de género en la postulación para cargos públicos. (I)

Violencia. Corporación de Participación Ciudadana contó 463 palabras ofensivas que fueron dichas a las candidatas.
Brecha. Aunque las mujeres son mayoría en padrón electoral todavía existe una brecha de género en la postulación para cargos públicos.
Esperanza. En dos años hay nuevas elecciones que, para las entrevistadas, será el momento de cambiar este panorama.
“La presencia de la mujer en la política provee de nuevos puntos de vistas”, mencionó la docente y exconcejal, Juanita Bersosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *