La sala del hospital Vicente Corral Moscoso es una de las más concurridas por la ciudadanía

Tanto el Ministerio de Salud Pública como el Instituto  Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, cuentan con unidades para que los usuarios traten enfermedades de baja complejidad, esto con el objetivo de descongestionar las salas de emergencia de los hospitales básicos y de especialidades.

Un dolor de cabeza leve, resfriados, dolores de estómago son urgencias consideradas leves en el sistema de salud, que pueden atenderse en unidades médicas de primer nivel, es decir en centros de salud que son los más cercanos a la población, pero la mayoría de estos casos llegan a los hospitales básicos y de especialidades, como el del Seguro Social y el Vicente Corral Moscoso.

Es por eso que las salas de emergencias lucen llenas casi siempre. María Elena Baculima, especialista de calidad de los servicios de salud de la Zona 6, explica que es importante que los ciudadanos conozcan cuáles son los niveles de salud disponibles, ya que esto permite a los pacientes identificar a dónde acudir de acuerdo a sus necesidades y evitar largos tiempos de espera.

“Tenemos tres niveles, en el primero están los centros de salud y puestos de salud, en el segundo están los hospitales y en el tercero están los centros especializados”, explica.

En el primer caso están los centros de salud, que son 109 en el Azuay, 77  tipo A, 14 B y tres C. En los primeros la atención es ocho horas al día y cinco días a la semana con servicios odontológicos, medicina familiar y farmacia, los segundos tienen los mismos servicios y ademásconsulta externa y salud mental, con el mismo horario de trabajo. A estos lugares es a donde la gente debe acudir por las dolencias menores.

Luego están los tipo C, que tienen un servicio más completo, estos atienden en emergencia las 24 horas, además en procedimientos menores, laboratorio y servicios osbtétricos. Estos son para servicios de mediana complejidad.

El objetivo de estos establecimientos de salud es reducir las atenciones en las salas de urgencias de los centros de segundo nivel de atención, donde están hospitales básicos y de especialidades, como el hospital Vicente Corral Moscoso, que registra  entre  350 a 450 atenciones diarias.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, es otra de las instituciones que busca fortalecer la atención de primer nivel para descongestionar el hospital José Carrasco Arteaga, donde se atiende entre 450 y 500 urgencias.

La semana pasada, en Cuenca se firmaron convenio con prestadores de salud externos para dar atención a emergencias leves, pues según Paúl Granda, presidente del Directorio del IESS, el 80 por ciento de emergencias se resuelven en el primer nivel.

El IESS cuenta con el Centro Materno Infantil y Emergencia, que es una unidad médica tipo C de primer nivel, es decir cuenta con las atenciones más básicas. Funcionan las siguientes dependencias al servicio de los afiliados: medicina general, medicina familiar, ginecología, pediatría, psicología, salud oral, nutrición, imagenología, fisiatría y rehabilitación, laboratorio, farmacia y emergencia.

Además, hay 26 prestadores de servicios de primer nivel para la atención de urgencias leves que no ameritan atención en hospitales o centros de especialidades.

Para Baculima, inclusive se deben coordinar mejor las atenciones por emergencias, como por ejemplo los accidentes de tránsito, pues indican que todas van a las salas de emergencias de los hospitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *