La filtración de información relacionada con el examen Ser Bachiller que rindió la población escolar y no escolarizada en el régimen Costa, en enero pasado, ya está en investigación a cargo de la Fiscalía.

Filtración de datos sobre examen Ser Bachiller ya está en manos de Fiscalía

Los estudiantes reprogramados dieron la prueba entre el martes y ayer.

La filtración de información relacionada con el examen Ser Bachiller que rindió la población escolar y no escolarizada en el régimen Costa, en enero pasado, ya está en investigación a cargo de la Fiscalía.

Adicional a aquello, en el interior del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval) se están conformando equipos de trabajo que trabajarán en el análisis de la situación.

Así lo indicó, el miércoles, el nuevo director ejecutivo del Ineval, Edwin Palma, quien reemplazó en ese cargo a Josette Arévalo.

“Una vez que se tenga identificado qué pasó, quiénes estuvieron involcurados conforme lo determina la ley habrá que aplicar las sanciones administrativas y de tipo penal que correspondan”, enfatizó el funcionario al tiempo que aseveró que aquello hizo daño al segundo proceso masivo después de las elecciones en el país, dada la convocatoria de gente.

Argumentando esa filtración, el Ineval suspendió las pruebas a varios estudiantes del tercero de bachillerato y los reprogramó para el martes y miércoles de esta semana.

Esa situación que fue notificada a los alumnos causó cierta incertidumbre y preocupación entre ellos y sus padres. Incluso se notificó de la reprogramación a quienes sí rindieron la prueba y recibieron, al salir de rendirla, la hoja de aciertos.

En comunicados difundidos en su página web y redes sociales, la entidad de evaluación educativa salvó de responsabilidad a los estudiantes y defendió su potestad de suspender las pruebas para garantizar que todos los postulantes la rindan en igualdad de condiciones.

Palma, el titular del Ineval, indicó que en total los reprogramados fueron 14.316 postulantes. Entre ellos hubo quienes tuvieron problemas con el sistema o no se presentaron a rendirla por razones que fueron debidamente justificadas.

Pero en ese universo se incluyó también a 4.385 postulantes por ese problema de filtración de información. Y entre ese grupo hubo 3.710 alumnos que recibieron su hoja con el indicativo de aciertos.

Estos últimos quedaron exentos de repetir la prueba. De ahí que, en total repitieron el examen Ser Bachiller 10.606 personas, agregó el Ineval.

Esta evaluación permite al estudiante obtener un puntaje que representa el 30% para graduarse de bachiller y a su vez una calificación para postular a una carrera en una universidad pública.

De 155 preguntas calificadas en la prueba, la media general es de 75 aciertos, mencionó Palma. El funcionario dijo que se tomarán medidas para evitar que haya filtración de datos para procesos venideros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *