La decisión de la Junta de Regulación Monetaria y Financiera de dejar sin efecto la resolución que cambiaba el cálculo de intereses de las tarjetas de crédito, no convence a los usuarios

 

Carlos Morocho, tarjetahabiente, señaló que cuando se enteró de la primera medida solicitó un préstamo para pagar su tarjeta de crédito y cancelarla. “Con los intereses que pagaba ya casi no podía. Si se me incrementan es peor”. Ante la disolución de la medida, dijo que no estaba seguro, por lo que prefería quedarse sin tarjeta.

Para Rocío Guamán, dueña de tres tarjetas de crédito, la nueva decisión deja dudas, “pues ahora pensaremos dos veces para hacer una compra con tarjeta. En mi caso cancelaré dos para evitar deudas”.

En el 2016, el Azuay fue la cuarta provincia con más emisión de tarjetas de crédito, según la Superintendencia de Bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *