Hay pendientes para la operación del tranvía

Desde hoy, las unidades transportarán usuarios que recibirán capacitación, mientras que aún sigue sin fecha la fase comercial. Además, el alcalde Marcelo Cabrera dará una rueda de prensa.

La operación comercial del tranvía, que había sido anunciada por el Municipio de Cuenca para hoy, no arrancará como fue planificada. En su lugar, habrá una etapa de formación: en las unidades se subirán pasajeros que recibirán una capacitación por horas, informó la vicealcaldesa Ruth Caldas.

Esta nueva fase, como la ha denominado la funcionaria, comienza a pesar de la ausencia de un cuerpo legal y normativo completo, sin la recepción oficial de las obras, sin el sistema integrado de transporte y sin haber fijado la tarifa.

Uno de los pendientes es la aprobación de las ordenanzas de operación, seguridad y convivencia. La Ordenanza que regula la operación del Sistema Tranviario fue aprobada ayer en segundo debate. El texto norma las obligaciones y los deberes de los usuarios y los operadores.

Con esta aprobación se posibilita el ingreso a una “nueva faceta del proyecto, con la formación de usuarios”, indicó Caldas, quien además agregó que el proceso de prueba y marcha en blanco ha concluido.

Sobre las otras normativas, el edil Xavier Barrera señaló anteriormente que para el funcionamiento total del proyecto se requieren varias normativas aprobadas, que incluyen temas de seguridad, integración del transporte, valor de los pasajes, convivencia al interior de los trenes y la priorización del tranvía como eje de la transportación pública de la ciudad.

Además de una modificación a la Ley de Tránsito para que el tranvía tenga un capítulo especial y la homologación de las unidades en la Agencia Nacional de Tránsito.

Pendientes
Sobre la recepción de los contratos, la vicealcaldesa evitó pronunciarse ayer, pero Jaime Guzmán, director de la Unidad Ejecutora del Proyecto Tranvía, aseguró en una entrevista anterior que hay varios problemas: están a la espera del llamado de la Procuraduría General para resolver la controversia que mantiene el Municipio y la empresa ACTN, en base a los pedidos de multas de Gerencia y Fiscalización que parten de las cláusulas del contrato.

Mientras que con la empresa CITA, que es la proveedora de los equipos y suministros, Guzmán dijo que el contrato finalizó en diciembre y en este mes prevén realizar los chequeos y la documentación.

Otro de los pendientes desde el inicio el proyecto hace más de cinco años es el valor del pasaje. En la última reforma a su presupuesto, el Municipio destinó 2’000.000 de dólares para financiar el funcionamiento del tranvía. Dicho costo no se podrá cubrir con el pasaje que el Municipio plantea, 35 centavos de dólar, propuesto por la consultoría de la empresa León Godoy, por lo que se requiere un subsidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *