En Cuenca se necesitan 2.000 pintas de sangre al mes

En la Cámara de Insdustrias se instalaron zonas para que las personas puedan donar sangre, esto es parte de la campaña que se desarrolla con otras instituciones.
En la Cámara de Insdustrias se instalaron zonas para que las personas puedan donar sangre, esto es parte de la campaña que se desarrolla con otras instituciones.

Ayer se presentó la campaña ‘Embajador de vida’, que tiene como finalidad motivar a la población a que done su sangre para satisfacer la demanda de la ciudad, pues actualmente solo se recolectan 500 unidades, es decir el 25 por ciento. Además, se reconoció a quienes donan sangre constantemente.

Hace dos años, Carlos Castro, de 37 años, se convirtió en un donante constante de sangre, cuenta que  se motivó  cuando un familiar de su esposa requería de urgencia unidades de sangre debido a una enfermedad. Ahora cada mes dona plaquetas en la Cruz Roja.

Como Castro hay un grupo de personas que  donan sangre con frecuencia. Con su aporte, la Cruz Roja logra recolectar el 25 por ciento de sangre que se requiere para satisfacer la necesidad que hay en la ciudad, que son 2.000 pintas por mes.

Castro, por ejemplo, dona plaquetas cada mes. Dice que es una forma de apoyar a quien lo necesite.
“Todos los meses me llaman de la Cruz Roja para ir cuando los equipos están disponibles, paso alrededor de una hora u hora y media en ese proceso”, cuenta el donante.

Dice que es el único de su familia que lo hace, pero motiva a su hija de siete años a seguir sus pasos. “Ella me ve y me pregunta ¿qué hago? Cuando le expliqué, ella decidió donar su cabello porque no puede donar sangre”.

Los donantes no solo apoyan con su sangre, sino también ayudan a romper mitos sobre esta actividad, señala Pablo Vintimilla, presidente de la Cruz Roja en Azuay.
Marco Lituma, de 25 años, es donante hace tres años y cuenta que desde que cumple con esta labor no ha tenido inconvenientes con su salud.

Lituma indica que luego de donar no hay ningún tipo de molestias e invitó a la ciudadanía a romper el miedo y apoyar esta labor. “Brindo mi sangre con mucho cariño, no espero nada a cambio, me hace feliz saber que puedo ayudar a una persona que lo necesite en cualquier momento”, dice.

Ayer la Cruz Roja y la Cámara de Industrias de Cuenca rindieron un homenaje a ciudadanos como Carlos y Marco, que cada mes se acercan a donar su sangre o componentes para salvar vidas, esto con motivo del Día del Donante que se celebra este mes. Además, se reconoció a instituciones que aportan a esta actividad.
Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el porcentaje mínimo de donantes en un país debe alcanzar el dos por ciento de su población, es decir una tasa de 20 donantes por cada 1.000 habitantes. En Ecuador, el 1,5 por ciento de la población es donante.

Para donar sangre la persona debe tener entre 17 y 65 años, estar en buen estado de salud, pesar más de 50 kilos, haber comido en las últimas cuatro horas, haber dormido por lo menos seis horas, y en caso de tener tatuajes, estos deben tener más de seis meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *