El tráfico no se solucionará solo con proyectos: es necesario un cambio de cultura vial”.

La Dirección Municipal de Tránsito planifica la construcción de cinco distribuidores viales y de tres nuevos puentes, obras que están a la espera de que terminen los trabajos del tranvía.

Con la normalización del periodo escolar vuelven los atascos en varias vías de la ciudad. Para brindar una solución, la Dirección Municipal de Tránsito, DMT, cuenta con ocho propuestas que esperan por la culminación del Proyecto Tranvía.

El director municipal de Tránsito, Daniel Cárdenas, explica que, con el regreso a clases, el tránsito se incrementa en un 30 por ciento, lo que genera problemas en las horas de ingreso y salida a las instituciones educativas.

Unos 50.000 vehículos transitan en horas pico por zonas como la Avenida de las Américas, el Centro Histórico, el redondel del colegio Sagrados Corazones, o el acceso al Parque Industrial, según datos de la entidad municipal.

En Cuenca hay unos 80.000 vehículos matriculados, de acuerdo con el registro de la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte, EMOV. A estos carros se suman los que provienen de otros cantones, han sido matriculados fuera de Cuenca, y los que están de paso por la ciudad.

Proyectos
Según Cárdenas, estas cifras dan cuenta de que hay zonas en las que la capacidad del viario de la ciudad se ve rebasada de vehículos en horas pico, una situación que amerita soluciones integrales. Por parte del departamento municipal se ha programado la construcción de cinco distribuidores de tránsito y tres nuevos puentes.

Dos de los distribuidores de tránsito tienen estudios listos. Estos están planificados en la Avenida de las Américas y Del Toril, y Avenida de las Américas y Turuhuayco.

Cárdenas asegura que la construcción de estas infraestructuras no ha iniciado porque las zonas a intervenirse representan una salida al tránsito que no puede circular por Milchichig, en donde se efectúan obras del tranvía.

“Tan pronto termine el tranvía iniciaremos los procesos de contratación”, sostiene Cárdenas; sin embargo, la vicealcaldesa Ruth Caldas, quien preside la Comisión de Finanzas del Concejo, cree que estas son dos de las obras que se podrían poner en pausa para dar liquidez al Proyecto Tranvía, que requiere 24 millones de dólares de forma emergente.

Cárdenas explica que los otros tres distribuidores, en la Paseo de los Cañaris, Eucaliptos e ingreso a Ricaurte; y los tres puentes: en Misicata, la Universidad del Azuay y el Parque Industrial están en fase de estudio. El horizonte para las obras es el año 2045.

Mientras tanto, el Municipio apela al uso del transporte público, la bicicleta y la priorización al peatón en las vías, algo que, según Cárdenas, se potenciará cuando empiece a funcionar el tranvía. 

FRASE
El tráfico no se solucionará solo con proyectos: es necesario un cambio de cultura vial”.
Daniel Cárdenas, director Municipal de Tránsito.

LA CIFRA
5
distribuidores de tránsito se planifican en puntos críticos de la ciudad.

DATOS
>Distribuidores. La DMT planifica dos distribuidores de tránsito en la Avenida de las Américas, otro en los Eucaliptos, Ricaurte y Paseo de los Cañaris.
>Puentes. Los nuevos puentes de la ciudad estarán instalados en Misicata, la Universidad del Azuay y en el Parque Industrial, en la zona del Cuartel Cayambe.
>Movilidad. Mientras llegan las obras, el Municipio apela al uso del transporte público y la bicicleta, y a la optimización de ocupación de los vehículos.

Controversia en plazo del tranvía entra en periodo de diálogo
El alcalde Marcelo Cabrera ratificó ayer que el consorcio ACTN, a cargo de la construcción del tranvía, presentó un recurso de controversia para negociar su pedido de prórroga de 41 días para la entrega de las obras civiles del proyecto de movilidad.

El pedido se basa en el retraso que representa una orden judicial que impide a la contratista efectuar trabajos en el último tramo de obras en el sector de Milchichig.

Cabrera señaló que el fin de semana mantuvo conversaciones con “altos directivos” del consorcio, mediante videoconferencia con Francia, tras la que “se ratificó el plazo de 300 días”, para la entrega de los trabajos a cargo de la contratista.

“Ellos pueden plantear un arbitraje, y entiendo que eso lo han planteado ya. Se va a tratar el tema de forma conveniente con la ciudad”, dijo Cabrera, quien acotó que existe el compromiso para entregar los trabajos “la noche del 13 de octubre”.

Por su parte, el abogado externo del Municipio, Carlos Castro, sostuvo que el problema se da “en unos pocos metros” de la intervención, por lo que el gobierno local no considera que debe ampliarse el plazo.

Sobre la medida judicial indicó que “en algún momento se va a tener que pedir al juzgado que suspenda la medida cautelar” para solucionar el inconveniente, pero no dio fechas para tal acción.

La tarde de ayer, un equipo diplomático del Gobierno de Francia recorrió las obras, pero el consorcio ACTN no ha brindado nuevas declaraciones sobre la controversia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *