Durante las pruebas con pasajeros las unidades del tranvía tardaron entre 60 y 35 minutos entre el Control Sur y Milchichig

Durante las pruebas con pasajeros las unidades tardaron entre 60 y 35 minutos entre el Control Sur y Milchichig. Se hacen ajustes para optimizar los recorridos del nuevo sistema de movilidad de la ciudad.

Recorrer los 10,2 kilómetros entre el Control Sur y Milchichig le toma actualmente al tranvía entre 60 y 35 minutos. Reducir esos tiempos es el objetivo de las pruebas en blanco que se retomaron esta semana y que durarán al menos 21 días.

Así lo informó el director de la Unidad Ejecutora del Tranvía, Jaime Guzmán, quien señala que la meta es hacer que el tiempo de recorrido sea de 30 minutos, a una velocidad promedio de 22 kilómetros por hora.

Por el momento ocho unidades recorren la ruta en intervalos de 10 minutos cada una, pero para la fase de operación se espera tener 12 unidades trabajando al mismo tiempo en intervalos de entre 2,5 y cuatro minutos. Esto reducirá el lapso de espera de los pasajeros en las paradas, que además están sincronizadas para mostrar el tiempo que le toma al siguiente tranvía arribar a la estación, indicó el funcionario.

Esto implica incrementar la velocidad de recorrido por lo que el tema de seguridad necesita ser reforzado. Para lograrlo, señaló Guzmán, se ha preparado un simulacro que se cumplirá entre las próximas tres semanas de manera sorpresiva.

También se ha dispuesto que brigadas de la Unidad Ejecutora, agentes de tránsito y guardias ciudadanos continúen con las capacitaciones a la ciudadanía, esta vez en las paradas, tiqueteras y ruta del tranvía. Esta es la última fase de pruebas previo a la operación, explicó.

 

Pendientes
Pero para que el tranvía empiece a operar comercialmente deben primero aprobarse las ordenanzas de funcionamiento y operación, lo que incluye la norma que regirá la tarifa del tranvía y el monto del subsidio que debe cancelar la Municipalidad para que el costo del servicio sea accesible a la ciudadanía.

El concejal Xavier Barrera indicó que los textos de las ordenanzas están listos y la ordenanza de funcionamiento pasó el primer debate en el seno del Cabildo el pasado 23 de febrero. El alcalde Marcelo Cabrera tiene la potestad de llevar el tema al orden del día y ofreció hacerlo antes de que termine su gestión a frente de la Municipalidad de Cuenca.

En cuanto a la decisión sobre el valor del pasaje, está pendiente un nuevo taller entre la Unidad Ejecutora del Tranvía y los concejales para conocer los detalles del estudio de León Godoy sobre la tarifa y los valores que la Municipalidad debe asumir para el funcionamiento del nuevo sistema de movilidad.

En un primer taller para tratar el tema se debatió sobre la base de un pasaje real de 89 centavos y un subsidio de 54 centavos por pasajero para un valor final para el usuario de 35 centavos de dólar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *