Disciplina, lectura, autocrítica y técnicas de escritura

Estudiantes forjan camino literario y buscan impulsarlo

El profesor y editor Augusto Rodríguez Ramos explicó que el grupo literario se reúne cada viernes para promover espacios de acompañamiento cultural

Disciplina, lectura, autocrítica y técnicas de escritura son las prácticas de seis nuevos escritores que el viernes 1 de marzo presentaron sus primeros libros, en el auditorio de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), en el sur de la ciudad.

Son cuatro estudiantes de esta Universidad: Jimmy Mero con su obra Observaciones que Cristóbal Colón no pudo hacer cuando llegó a América; Yara Delgado con Histérica; Lisbeth Piloso con Hot dog con maní, y José Vázquez con Los monstruos de mi mente.

En tanto que Juan León Morocho presentó La fiebre del reflejo, y Karina Varas, Historias del cuerpo, ambos pertenecen a la Universidad de Guayaquil.

Augusto Rodríguez, docente y escritor de la Politécnica Salesiana, mencionó que el resultado ha sido satisfactorio y que luego de varias sesiones de trabajo los jóvenes han mejorado las ideas y los textos.

“Son libros pequeños pero son muy trabajados los textos. Vieron sus gustos personales y desarrollaron ideas propias”, explicó el editor.

Por ejemplo, Lisbeth Piloso contó que sus historias son de ficción creadas a partir de personajes reales que impactaron en épocas de su vida.

En su libro Hot dog con maní narra sobre la vida de una prostituta que es adulta mayor, entre otras temáticas, agregó.

En tanto que Juan León Morocho en su libro La fiebre del reflejo hace referencia a metáforas para que el lector pueda interpretar a su gusto.

Ellos forman el grupo de seis jóvenes que inaugura la presente etapa de Colección Nuevas Voces, de la editorial El Quirófano Ediciones.

“He desarrollado mi estilo, empecé con poemas pero luego me gustó hacer metáforas para llegar a un proceso de abstracción, hay libertad de interpretación”, sostuvo Juan León.

José Vásquez contó que para él es necesario ser voz de otras personas que son oprimidas, como las que tienen algún tipo de discapacidad.

“Creo que no hay límites para las personas, necesitamos integración, inclusión”, expresó el joven de 28 años, que tiene el 40% de discapacidad física.

Él manifestó que escribe desde los 14 años y que la Universidad le ha dado la oportunidad de expresarse.

Añadió que es necesario promover espacios como este para desarrollar productos literarios, ya que hay arte pero no dónde expresarse.

En eso coincidió Jimmy Mero, quien no estudia Comunicación, sino Sistemas. Sin embargo, le gusta la literatura y le dedica tiempo.

En su libro recreó algunas vivencias de su niñez envueltas en la física. “Mi carrera es técnica, pero soy ágil en las palabras”, refirió.

Yara Delgado mencionó que lleva al menos tres años en la agrupación ASU Literatura en movimiento, en donde ha pulido sus técnicas junto con el editor Augusto Rodríguez.

“Lo más difícil es la disciplina porque muchos jóvenes se interesan, pero pocos persisten. Asimismo, no temer a la crítica, pues todos debemos de perfeccionar nuestros escritos”, explicó la joven escritora.

Rodríguez, el editor de los textos y docente, indicó que tienen previsto presentar las obras en ciudades como Cuenca y Quito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *