Desfile en las calles de Guayaquil

Entusiasmo, civismo y fantasía en desfile que se tomó las calles

Bailes folclóricos a cargo de colegios y agrupaciones de danza fueron parte del espectáculo que se vio en la av. 9 de Octubre, desde las 16:00 de ayer.

Un gigante y colorido dragón con tonos verde, naranja y rojo secundaba el paso de los bailarines vestidos con largos atuendos rojos que emulaban la vestimenta de la colonia china radicada en el Puerto Principal.

Las mujeres y hombres de ese grupo llevaban abanicos, los movían y repetían vítores por Guayaquil, que ayer en una jornada laboral normal celebró 198 años de independencia.

Aquel escenario fue parte de la tercera de tres etapas del desfile cívico estudiantil, organizado por la Empresa Pública Municipal de Turismo.

Ese recorrido se inició a las 16:00, desde la plaza Centenario, avanzó por la av. 9 de Octubre y llegó hasta el malecón Simón Bolívar, donde a esa hora ya había gente acomodándose para la sesión solemne en el Palacio de Cristal.

 

“Esto me ha gustado, es una gran fiesta por nuestra ciudad. Cada año están más lindas las fiestas”, dijo eufórica Norma Astudillo, quien llegó con su nieta Natalie, de tres años.

Ambas grababan emocionadas el paso de las alegorías que se inició con una carroza en honor al Bicentenario de la Independencia (2020), en la cual iban la virreina de la ciudad y la Estrella de Octubre.

Los grupos dancísticos lucieron una diversidad de atuendos, trajes típicos, sombrillas y otros accesorios. Un grupo de adultos mayores vistió de guayabera y largos vestidos y sombrillas.

Eran unos 1.500 danzantes que llenaron de colorido la 9 de Octubre. El desfile empezó a las 07:00 con el traslado de las seis carrozas alegóricas del sur al centro. Luego, pasadas las 10:00, el pregón se tomó la av. Quito y otras calles céntricas.

Más de 30 delegaciones o alrededor de mil alumnos avanzaron por la Quito, entre el aplauso de quienes retrasaron sus gestiones para verlos desfilar gallardos, en medio de personajes de series animadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *