Deportivo Cuenca cae ante un Emelec muy superior

Los camisetas coloradas, con un plantel en recuperación por lo hecho el pasado miércoles en Copa Sudamericana, llegó ayer al difícil campo del Emelec, el estadio George Capwell, reducto donde en los 10 últimos cotejos han sumado apenas dos puntos, (dos empates, ocho derrotas).
Sin embargo, los rojos salieron a romper dichas estadísticas y, en los primeros minutos, mostraron un juego parejo, aunque el primer propósito fue defender, esperar y luego buscar la portería de Esteban Dreer. Y, justamente, la primera llegada de los morlacos se dio a los 18 minutos, Brian Carabalí se atrevió y, antes de ingresar al área eléctrica, sacó un disparo cruzado; Dreer lo atrapó con algo de dificultad.

Los minutos pasaron, el encuentro llegó a la media hora y el Cuenca mantenía el arco en cero, pero los azules ya controlaban campo y pelota, eran más, las arremetidas fueron constantes y con mucho peligro. Tanto fue así que a los 38 minutos, tras un tiro de esquina, el exDelfín, Francisco Silva, de cabeza, anticipándose a los defensas, infló las redes de la portería de Brian Heras.

Los rojos no aguantaron más y, antes de irse al descanso, Emelec aprovechó los espacios, Ayrton Preciado dribló a su celador John Jairo Espinoza y dentro del área lanzó un centro cruzado para que Nelson Soliz, frente al arco solo, empujara el esférico; 2-0 en el marcador a favor del Emelec, ambos elencos se fueron al descanso.

Sorpresa
Para la segunda parte del partido, los comandados por Aníbal Biggeri se encontraron con un tiro libre a los dos minutos. Al cobro fue el argentino Facundo Melivillo, quien con disparo por encima de la barrera sorprendió al portero Dreer y el balón se fue a parar en el fondo de las mallas; los rojos descontaron y se vivió un nuevo cotejo de ida y vuelta.

El Cuenca estuvo más predispuesto y encaró el cotejo irrespetando al  último campeón del torneo nacional. Ambos elencos realizaron variantes para refrescar líneas, por parte del Cuenca, y por lesión dejó el campo de juego Carlos Cuero e ingresó Gustavo Vallecilla; a minuto seguido, en Emelec pisó el césped Jefferson Montero, los aplausos retumbaron por el regreso de uno de sus ídolos.
Luego, Daniel Poroso y Edison Preciado tuvieron minutos en el conjunto morlaco, equipo que no se achicó y buscaba con claridad la portería eléctrica y lo pudo empatar, pero el juez central Roddy Zambrano no sancionó una mano; minutos después, un error en la salida del joven Vallecilla permitió al Emelec marcar el gol de la tranquilidad.

Fuente: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *