Construyen un dispensario médico usando botellas de plástico

La construcción se realizó con alrededor de 20.000 botellas de plástico de tres litros. Se levantó en la comunidad Punta Hacienda, de la parroquia Quingeo.

La construcción de un dispensario médico a través del empleo de botellas de plástico, ha sido quizá uno de los proyectos más ambiciosos que se han planteado en torno a fortalecer el reciclaje y ayudar a conservación del medioambiente. La idea surgió hace cinco años, según informó Mariángela Serrano, becaria del proyecto MASHAV, Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y encargada de este proyecto. El objetivo central era recolectar las botellas y aplicar la técnica conocida como “ladrillo verde”, que consiste en rellenar las botellas con arena, tierra o basura, para colocarlas de la misma forma como se construye con bloque o ladrillo. La obra se realizó en la comunidad Punta Hacienda de la parroquia Quingeo y será inaugurada el sábado.
“Se socializó el proyecto con la comunidad y como contraparte ellos se comprometieron a poner la mano de obra y a entregar 7.000 botellas de plástico, pero con el pasar del tiempo, lograron recaudar alrededor de 15.000”, manifestó Serrano.
Además, la campaña para la recaudación de botellas se realizó en algunos colegios de la ciudad, con lo que se reunió un aproximado de 20.000 botellas de plástico de tres litros, cuyo plástico contiene pioletileno de tereftalato, que es sumamente contaminante, según manifestó Serrano.
El dispensario tiene 130 metros cuadrados, donde se ubicarán dos consultorios, uno de ellos será utilizado para la aplicación de medicina ancestral y el otro para medicina tradicional; en este último se ubicarán médicos del Seguro Social Campesino.
“Una de las habitantes de Quingeo también construyó un pequeño espacio de su casa con botellas, para ellos, una botella de plástico ya no es basura, es material de construcción. Esperamos que la gente asista y observe cómo está hecha esta construcción que además es antisísmica”, añadió.
Para el desarrollo del proyecto también colaboraron empresas privadas comprometidas con los sectores más vulnerables. Algunas donaron vigas para el techo, otras materiales para el piso y sillas. También, decenas de profesionales aportaron con materiales. (LCH)-(I)

Reciclaje y ambiente

Esta construcción es la primera de tipo ecológico en Azuay y se espera que la idea se replique en otros lugares. A nivel mundial, son varias las localidades que han optado por la construcción con este tipo de materiales, especialmente en zonas que se han visto afectadas por fenómenos naturales como sismos. Son edificaciones resistentes y amigables con el medio ambiente, podrían durar hasta 500 años después de su construcción, según los expertos.
En Quingeo, el evento de inauguración será el sábado, a las10:00. Se espera que la ciudadanía asista a este evento para que analice y replique la iniciativa. Asimismo, se ha preparado una pampamesa con todos los asistentes y se conmemorará el Día del Niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *