Con el dragado, el canal pasará de tener una profundidad de 9,75 metros a 12,5 metros, lo que permitirá que buques de gran calado que entran al Puerto de Guayaquil

Dragas de succión ya trabajan en limpieza de  canal de acceso Puerto

El alcalde Jaime Nebot y otros funcionarios navegaron hasta el área de fondeado, entre las boyas 6.6 y 7.2 para ver la draga Pedro Álvares Cabral.

En unas tres semanas, la zona rocosa conocida como Los Goles, frente a Posorja (entre las boyas 8, 9, 10, 11 y 12) alcanzará una profundidad de 11,5 metros, una vez que los trabajos de dragado en el canal de acceso al Puerto de Guayaquil comenzaron desde el lunes en ese sector cuya área es de dos millas.

Con el dragado, el canal pasará de tener una profundidad de 9,75 metros a 12,5 metros, lo que permitirá que buques de gran calado que entran al Puerto lleguen con su máxima capacidad de carga, beneficiando la actividad comercial.

Damián Velasco, gerente de la Autoridad Portuaria de Guayaquil (APG), señaló que por el canal podrán ingresar buques de 15 mil teus (100 mil contenedores). “Estamos hablando de barcos de 366 metros de eslora, lo cual va haber un aumento de carga, va a haber un aumento de tráfico (marítimo) para el país”, destacó.

Una draga de succión se encuentra en el sitio ejecutando trabajos de limpieza de sedimentos, arena y lodo. Culminadas esas tareas otra draga efectuará labores de corte de las rocas y el retiro de los restos.

La obra de dragado de profundización del canal de acceso a las terminales portuarias marítimas y fluviales, públicas y privadas de la urbe está a cargo de la firma belga Jan De Nul, a través de su filial local Consorcio Canal de Guayaquil.

La empresa ganó el concurso internacional organizado por el Municipio, con la delegación del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP). Invertirá alrededor de $ 100 millones para recuperarlos en 25 años mediante el cobro de peaje.

La mañana del miércoles el alcalde Jaime Nebot; el ministro de Transporte, Aurelio Hidalgo; el gerente regional de Jan De Nul, Jan Van den Driessche y otros funcionarios navegaron desde el Puerto Marítimo hasta el área de fondeado, entre las boyas 6.6 y 7.2 para constatar la llegada de la draga de succión Pedro Álvares Cabral.

Esta será destinada a la boya 8 y al igual que la draga que está en Los Goles, retirará los sedimentos de la zona. En total en el dragado del canal de acceso al Puerto intervendrán cuatro dragas de moderna tecnología.

El alcalde Nebot indicó que si bien el contrato del dragado es de dos años, están en conversaciones para que esa tarea se cumpla en un lapso menor a un año sin alterar el costo.

De su parte, el ministro Hidalgo anticipó que el dragado tomaría unos ocho meses.

Desde el 2008 al 2018 el gobierno nacional destinó recursos que superaron los $ 98 millones para mantener la profundidad de 9,75 metros.

El secretario de Estado mencionó que se retirarán del canal (90 kilómetros de longitud) alrededor de 20 millones de metros cúbicos de sedimentos.

El funcionario refirió que el costo de la obra será cubierto por los buques y embarcaciones de tráfico internacional a una tasa de $ 0,62 centavos por tonelada de registro bruto.

Ese fue el costo que ofertó Jan De Nul en el concurso público internacional.

Tecnología

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Aurelio Hidalgo, anunció que por primera vez en el país el Gobierno, través de la Autoridad Portuaria de Guayaquil, instalará un sistema de tráfico marítimo que permitirá monitorear a los buques que ingresen al canal.En tanto, desde el fin de semana expertos de la Asociación de Prácticos de Guayaquil viajarán a Panamá para participar en jornadas de entrenamiento con embarcaciones del calado que ingresarán al canal de acceso al Puerto de Guayaquil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *