Compromisos para reubicar la zona de tolerancia

Establecer una moratoria en la entrega de permisos para nuevos burdeles, mejorar la seguridad e iniciar los estudios para la reubicación de los centros de tolerancia fueron los compromisos asumidos ayer por la Municipalidad, con los moradores del barrio Cayambe.

Un grupo de vecinos llevaron sus reclamos ayer al Concejo Cantonal por el proyecto de Plan Urbano, que señala la conformación de un polígono en el lugar, para convertirlo en una zona de tolerancia.

El concejal Xavier Barrera indicó que esa resolución será cambiada por una disposición temporal de los burdeles en el sector, a la espera de estudios de la Universidad de Cuenca que determinen un nuevo lugar para ubicar los locales de diversión nocturna.

Mientras, se implementarán programas sociales y de seguridad ciudadana en el lugar, para mitigar los efectos de la presencia de estos establecimientos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *