Alcantarillado llegará a 13 sitios de noroeste de Guayaquil

Alcantarillado llegará a 13 sitios de noroeste

Flor de Bastión es una de las zonas que serán beneficiadas con el servicio.

Jorge Fabara vive en la cooperativa San Ignacio de Loyola, en el noroeste de la ciudad, hace 25 años. En ese lapso él y el resto de moradores del sitio han lidiado con la incomodidad de no tener alcantarillado sanitario.

Ese servicio lo suplen con pozos sépticos, que en ocasiones suelen emanar malos olores, sobre todo, en épocas invernales de sol y humedad.

“En el invierno las aguas lluvias ingresan en los pozos sépticos, eso se rebosa y toda esa pestilencia, todo ese excremento sale al ambiente”, relató el hombre la mañana del miércoles.

A ello se suma la periodicidad con la que debe limpiarse el pozo cuando alcanza su máxima capacidad. Fabara mencionó que recién desde hace tres años a la San Ignacio de Loyola ingresan carros hidrocleaners que cumplen esa labor a un costo de $ 27 a $ 30.

Próximamente esa situación se terminará en esa cooperativa y en otros sectores ubicados de la vía Perimetral hacia el oeste, que surgieron como asentamientos humanos irregulares.

El alcalde Jaime Nebot anunció, el miércoles, que ya está aprobado el crédito de $ 84 millones que la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) concederá para obras de alcantarillado sanitario en el noroeste de Guayaquil.

El crédito que se otorgará a la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag) será a 20 años plazo, con cinco de gracia, y un interés del 4%.

Con ello, la entidad prevé ejecutar las fases 2 y 3 del proyecto Sistema 3 Flor de Bastión, de alcantarillado sanitario del noroeste, para alcanzar el 100% de cobertura de ese servicio.

Así lo indicó el presidente del directorio de Emapag, Andrés Mendoza, quien junto con José Luis Santos, gerente de la entidad, participaron en el anuncio que hizo el alcalde en el Salón de la Ciudad del Municipio.

Juana Quintero, moradora de la cooperativa Nueva Prosperina, dijo sentirse contenta de que ese sitio también sea parte de los beneficiados con el proyecto. “El problema es que el pozo se nos llena, se rebosa”, mencionó la mujer, quien es coordinadora barrial.

Entre los sectores beneficiados constan las cooperativas Balerio Estacio (1, 2, 3 y 4), Casa de Tigre y Flor de Bastión (bloques 1, 2, 3, 4, 5, 6, 13, 15, 16 y 17). En estas zonas, a más de las redes de alcantarillado se implementará una estación intermedia de bombeo.

Aquello es parte de la fase 2 del proyecto en mención.

Ya en la etapa 3 la obra abarcará las cooperativas Reinaldo Quiñónez, San Ignacio de Loyola, Nueva Prosperina (bloques 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8), Sergio Toral, Janet Toral, Monte Sinaí (la parte legalizada por el Cabildo porteño).

Como parte de esta fase se implementarán dos estaciones de bombeo, una intermedia y otra principal.

Andrés Mendoza, presidente del directorio de Emapag, refirió que hace diez años cuando el Cabildo asumió la competencia de agua potable y alcantarillado sanitario, la cobertura de este último servicio no sobrepasaba el 65%.

«La expectativa es que el pueblo en el sector pueda servirse de los beneficios de este alcantarillado, para poder vivir mejor, para nuestra familia. Es una obra esperada”, Jorge Fabara, morador de la coop. San Ignacio de Loyola. 

«Para nosotros el inconveniente es que el pozo séptico se llena y comienzan a salir malos olores con el sol o demasiado calor que hace en el invierno. El alcantarillado es un anhelo nuestro”, Juana Quintero, Nueva Prosperina

El proyecto

En el noroeste

Fase 1

Dentro de la fase 1 del proyecto de alcantarillado para el noroeste se construye la planta de aguas residuales Mi Lote. Esa etapa abarca las cooperativas Nueva Guayaquil, María Auxiliadora, Valle de la Flor y Las Delicias.

Agua para Posorja y Puná

El alcalde Jaime Nebot reiteró que Posorja y Puná (parroquias rurales) tendrán agua potable en marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *